lunes, 19 de septiembre de 2011

Sepelio


Ella estaba a mi lado, con el cigarro humeante, y con la mirada lejos..... y afuera el ruido de risotadas sordas, y caricias ásperas, de mujeres malas, de faldas largas, y de tacones sucios, y de blusas de furcia, y de tirantes rojos, y de pelos rubios, y de ojos azules, y de aliento a vino y a ron de caña.

Y en mi cabeza el zumbido enorme de la bala dentro, que me recordaba que estaba muerto, bien muerto!

jueves, 1 de septiembre de 2011

Presentimiento



Marielle se levantó sonánbula por novena noche consecutiva desde la trágica muerte de Benjamin. Cada madrugada hacía el mismo recorrido durmiendo con los ojos bien abiertos. Los somnolientos dependientes de la farmacia de la esquina no podían creer lo que habían visto.

Descalza, vestida solo con aquellos largos pantalones de pijama que parecían de samurai y con una temperatura que rozaba los 16 grados centígrados, Marielle recorría siete bloques hasta la 88 calle entre la tercera y la cuarta avenida donde una vez estuvo el antigüo cementerio judío de Manhattan. Exclamaba un grito ensordecedor y volvía sobre sus pasos sin inmutarse por los frenazos de los taxis que trataban de no atropellarla.

Al despertar lloraba desconsolada recordando aquella mañana de septiembre cuando le pidió de una y mil formas que no fuera a la zona cero. Ese día tenía un presentimiento extraño, había soñado con aviones, con torres desmoronándose, con bomberos corriendo despavoridos, con gente saltando por las ventanas.

A las 9:03am sintió un vuelco en el corazón, dos segundos antes el asensor que transportaba a Benjamin se abría en el piso 79 de la torre sur de World Trade Center, apenas pudo ver el avión entrando por la ventana antes de morir con el impacto.


Fotografía de Victoria Thomen Ginebra

domingo, 14 de agosto de 2011

La otra historia de Andrómaca


Cuenta la leyenda que tenía la costumbre de desnudarse cada noche de luna llena para cargarse de su energía. Andrómaca era la hija preferida del rey de Tebas y fue entregada como botín de guerra a Neoptólemo quién se la llevo a Grecia donde tuvo con él tres hijos. De una belleza impresionante, senos pequeños y larga cabellera rubia anhelaba locamente morir después de casarse con su cuñado Heleno y haber parido a Cestrino.

Aquella mañana había recibido un mensaje de Cibeles donde le advertía que no tomara su baño de luna porque las Pléyades estaban celosas de su belleza y amenazaban con petrificarla.

En la noche, la luna brillaba más que nunca en el firmamento y tenía un extraño color rojizo. Andrómaca salió al jardín y no resistió la tentación de desnudarse, miró hacia arriba, cruzó sus brazos sobre su cabeza y cerró los ojos. Quedó convertida en piedra para siempre.

En un rincón del jardín de la antigüa casa de Heleno, su cuerpo conserva su belleza a pesar del visible deterioro producido por los años. Las Pléyades la miran y sonrien pero todavía sienten celo.

sábado, 13 de agosto de 2011

Despecho


Cuatro años, tres meses y ventisiete días habían transcurrido desde aquel viernes 30 de abril cuando abordó el avión de American Airlines rumbo al John F. Kennedy Airport. Tenía tres semanas que había regresado de incógnita a Santo Domingo y había tratado de buscar de nuevo el amor en siete camas diferentes. Esta noche, había entrado al bar acompañada de uno nuevo segura de que como las veces anteriores, no se encontraría con nadie conocido.

Enfundada en un ceñido vestido de satén color verde, con unos tacones amarillos de dos pisos, las cejas pintadas como payaso y ataviada con una Louis Vuitton roja de mil quinientos dólares, Vanessa entró con paso firme segura de que a pesar de su vestimenta pasaría desapercibida. Tras ella, en pantalones bermudas tipo cargo, con una desteñida camisilla de Shaq Oneal y unas zandalias tipo calipso mirando hacia todos lados tratándo de no ser descubierto entró Junior.

Los camareros vestidos de vaqueros se afanaban por atender a los parroquianos que gritaban sobre las mesas, en la improvisada pista de baile se apiñaban bañadas en sudor ventisiete parejas bailando una bachata de Frank Reyes.

Vanessa y Junior se sentaron en la mesa que tenían reservada, nueve minutos habían transcurrido cuando las bachatas fueron interrumpidas por una canción de Sabina y la protesta de los parroquianos no se hizo esperar. Vanessa reconoció la melodía de inmediato, Rafael borracho y con rabia se la había puesto más de ochenta veces por teléfono. Esta vez el estaba en el mismo bar y había pagado mil pesos al Dj para que dejara sonar por cuarenticinco segundos el tema "Princesa".

"Entre la cirrosis

y la sobredosis

andas siempre muñeca...

Con tu sucia camisa

y en lugar de sonrisa

una especie de mueca

...ahora es demasiado tarde princesa,

búscate otro perro que te ladre princesa...."

Rafael se retiró sonriente de "La Barrica", el Dj volvió a sonar sus bachatas ahora con mil pesos de propina en los bolsillos, Vanessa dejaba rodar una lágrima con sabor a Tabasco por su mejilla y Junior trataba de convencer al camarero que le sirvieran un Don Perignon con Coca Cola.

viernes, 8 de julio de 2011

Suicidio


Apenas había abandonado el hospital y ya pensaba intentarlo de nuevo. Sentada en aquel rústico taburete mientras esperaba el café, pasaban por su cabeza siete formas distintas de quitarse la vida. Karen Virginia, la otrora reina de belleza, la que fuera la envidia de todas el día de su coronación, la misma que le había dado cuatro veces la vuelta al mundo viajando en primera, la que había conocido en persona desde el Sultán de Brunei hasta el primer ministro inglés, hoy pesaba diecinueve kilos menos, sus muñecas delataban cuatro intentos de suicidio, su pelo era tan opaco que apenas reflejaba un destello de luz cuando estaba mojado y su dentadura era tan horrible como la de una yegua abandonada.

Corría el verano del noventa y uno y el bullicio de "La city" paracía retumbar en aquel centenario pub a dos cuadras de Picadilly.

Karen Virginia era esbelta y a pesar de su notable deterioro, su rítmico caminar y sus largas piernas todavía hacían voltear las miradas de los más parcos caballeros ingleses. La aureola violeta bajo sus ojos delataban el peso de su carga y el largo sufrimiento que arrastraba.

El reloj habían marcado las nueve y el pub había comenzado a llenarse, irrumpieron en el salón un grupo de sudados estudiantes albaneses que se habían pasado el día protestando en Picadilly contra la indiferencia inglesa de las recientes masacres en Europa del este. Karen Virginia eligió su compañero de muerte. Dos horas más tarde, drogados y borrachos se tumbaban en el suelo justo en la línea del tren en Green Park Station.

La tarde siguiente en su despacho de Dwoning Street, el señor Major reconocía sin inmutarse la cara de Karen Virginia en televisión. Recordó la recepción cuando la conoció, recordó aquel fin de semana de locura a escondidas internado con ella en la campiña inglesa en aquel pueblito de ensueño que era Castle Combe, recordó su chantaje, y al final, recordó con una ridícula sonrisa cuando logró que la internaran en aquel manicomio en las afueras de Londres. Hoy sin proponérselo, se había librado para siempre de Karen Virginia.

** Agredecimiento a Marielle de Luna, por la foto y por la ambientación que me ayudó a escribir este cuento.

lunes, 23 de mayo de 2011

Encuentro de carretera, una lección de vida


"Voy a ser cardióloga" me dijo apuntándose a si misma en el pecho con su índice derecho.

Habla un castellano impecable y tiene una pericia con el machete que parece egresada de la más exigente escuela de samurais.

Julio Cesar y yo nos detuvimos un momento a saciar la sed con un riquísimo coco de agua y la sorpresa no pudo ser más gratificante.

A la vera del camino estaba Noemí, una bellísima mulata estudiante de medicina que atiende el puesto de su padre tres veces por semana. Quienes me conocen saben perfectamente que no desaprovecho ninguna oportunidad para cuestionar a los desconocidos sobre las cosas mas insólitas de sus vidas (maña vieja de retratero).

Mientras calmaba sin prisa mi sed, Noemí me contó de su deseo de ser médico, de la cantidad de materias "que lleva" cada cuatrimestre (todas con buenas notas), del puesto de cocos que atiende los días que no tiene clases y hasta de los cuentos y poemas que escribe de cuando en vez.

Pensé en mis años de estudiante, en mis hijos, y en los hijos de tantos, en esos jóvenes que teniendo la oportunidad de estudiar sin necesidad de trabajar desaprovechan el tiempo y no obtienen las mejores calificaciones por no dedicar un poco más de tiempo al estudio.

Proseguimos la marcha pero además de saciar la sed me llevé dos cosas de aquella breve parada. Una lección de vida y la esperanza de que no todo está perdido en esta sociedad donde cada vez más los valores que nos enseñaron parecen haberse esfumado como la niebla cuando el astro sol hace de las suyas al levantarse sobre el horizonte.

Gracias Noemí.


Nota: Fotografía tomada con el celular.

viernes, 4 de marzo de 2011

Jazmin - Puta de Noche


Sentí el fuerte olor a Jazmín y supe que estaba cayendo la noche. Desde que era un chico sabía que era verano por aquel característico olor que despedían en agosto las blancas florecillas que la hacían merecedora del nombre de “puta de noche”.

A mi lado, en cueros, bañada en sudor y media borracha por el sopor que produce el orgasmo estaba Inmaculada. Su cuerpo moreno brillaba en la penumbra con la luz de la luna que se filtraba por la ventana de aquel agosto infernal. ¿Lo sientes?, me preguntó sin abrir los ojos, es la puta, esa jodida flor que me revuelve los sesos, que me trae recuerdos de aquella noche maldita que lincharon a Vicente cuando entró al billar de La Ciénaga bañado en sangre y las siete cabezas de cuervo colgando del cuello. Estábamos también en agosto.

miércoles, 2 de febrero de 2011

33/365 - Amanecer en el Isabela


Humedales: "Extensiones de marismas y pantanos, o superficies cubiertas de agua, sean éstas de régimen natural o artificial, permanentes o temporales, estancadas o corrientes, dulces o saladas, incluidas las extensiones de agua marina cuya profundidad en marea baja no exceda de seis metros".

Es una fecha que como defensor visceral de nuestro medio ambiente y nuestras riquezas naturales que soy, no podía dejar pasar.

Dedicada a todos y todas los que de una u otra forma luchan por la preservación, especialmente para Lali Marte, Pedro Genaro, Rafa Arvelo, Panta y Jose Alney Uribe.

martes, 1 de febrero de 2011

32/365 - ¿Y este tipo?


Arrancamos febrero, así que vamo arriba, con má fé!

Dedicada a todos los que estamos metidos de cabeza en el 365/2011
Y en los 104
Y en los 69
Y en los 52
Y en los "cuando me dé la gana"

31/365 - It's been a busy monday

30/365 - Hagen Daz calories

29/365 - A Roselio

Pues esta va con especial dedicatoria al tío. Nuestro querido Roselio. Un carpaccio directo de la nevera del supermercado fue la cena y la foto del día. Me acordé de ti y tus bocadillos desde que me senté a la mesa tío.

Recibe un fuerte abrazo desde la patria.

sábado, 29 de enero de 2011

28/365 - Hoy solo es una flor

Ya lo deben imaginar, me cogió la hora y tuve que echarle mano a esta bella rosa para cumplir con mi cuota de hoy. :-)

27/365 La fotografía está de fiesta

jueves, 27 de enero de 2011

26/365 - Duarte difuso



"Cuán triste, largo y cansado, cuán angustioso camino, señala el Ente divino al infeliz desterrado" - Juan Pablo Duarte.

Hoy muy pocos recordamos tu efeméride
Hoy apenas eres un nombre de una calle en cada pueblo!
Hoy es triste el olvido a tu legado.

O mi Duarte! que ha pasado??
Que destierro a tu memoria,
Que desastre!

25/365 - Gallardo Castro on the making of "Angel para un conversatorio"


Fue un día de muchiiiiismo trote con el tema del conversatorio, así que al final de la noche, Cosito Gallardo Castro ponía a Angel a posar para su foto del día y yo ni tonto ni pend.... me dije, pues viene mi foto del día. Aquí está Cosito Gallardo en su foto del día con la asistencia de Cosito Charlie en mi fotico Olevar Style

miércoles, 26 de enero de 2011

Gina Guitar

domingo, 23 de enero de 2011

23/365 - Caos


Si quieres saber si una familia es limpia, entra a su baño o a su cocina. Si quieres saber si en un país hay orden, observa si respetan las señales de tránsito.

Definitivamente el desorden en este país es tan pero tan grande que las señales de tránsito no sirven para nada. Cada día de más en más, menos dominicanos respetan sus propias leyes. Pienso que deberían quitar todas las señales de tránsito y utilizar el metal para techar casas de gente que no tiene techo. Total, no sirven para nada si no se respetan. Bueno, casi para nada porque en esta los seguidores de Pacheco al menos parece que encontraron un lugar apropiado para colocar su propaganda política.

El caos nos arropa por doquier.